El desarrollo personal

Todos hemos oído hablar del desarrollo personal. Sabemos que se ofrecen muchos cursos y formaciones con este fin. Sin embargo, ¿sabemos qué significa realmente el desarrollo personal? ¿Entendemos cual es el sentido del desarrollo del ser humano?

desarrollo1Desarrollar significa desplegar algo que está arrollado. Crecer hasta alcanzar el grado de madurez o perfección. Cuando algo no crece hasta alcanzar su madurez, se queda incompleto, inmaduro. Si aplicamos esto al ser humano surge inmediatamente preguntarnos: ¿Qué debo desplegar en mí? ¿Qué me guía en mi crecimiento para alcanzar la madurez o incluso la perfección? ¿Cómo se manifiesta este desarrollo en mi vida? ¿Qué impedimentos pueden retrasar o incluso bloquear mi desarrollo? Vamos a contestar ahora brevemente a estas preguntas fundamentales.

El desarrollo del ser humano es un proceso que abarca toda su vida. En él se van desplegando paulatinamente los aspectos esenciales de su naturaleza humana y sus particularidades como individuo. Este proceso está guiado por la imagen primordial que llevamos en nuestro interior y que es una viva imagen del principio creador. Esta imagen primordial incluye todos nuestros potenciales y busca desplegarse y mostrarse en toda su plenitud. En Psicología profunda llamamos arquetipo a esta imagen primordial que está impresa en la esencia del ser humano. Los arquetipos configuran la vida desde el interior e influyen en su desarrollo. El arquetipo se instala en el embrión humano desde la concepción, construye el organismo y guía el desarrollo posterior de acuerdo con su imagen primordial. Va desplegando aspectos nuevos en el transcurso de la vida que se añaden a los anteriores. Esta imagen interior es, en principio, idéntica para todos los seres humanos, pero, tiene además los potenciales personales que son diferentes en cada uno. Esto define nuestra particularidad y nos hace únicos.

El desarrollo personal es el proceso que vive un ser humano para desplegar y convertir en realidad su imagen primordial, su arquetipo. C. G. Jung lo denominó proceso de individuación, un proceso que abarca toda la vida de un individuo. Hay seis fases en la vida de un ser humano y cada una de ellas está dirigida por un aspecto concreto del arquetipo. Las fases de la vida duran doce años aproximadamente y en cada una hay tareas concretas que cumplir para alcanzar este desarrollo arquetípico. Vamos a hacer un repaso por el transcurso de la vida de un ser humano para entender mejor este proceso y saber cómo potenciarlo.

Las fases de la vida

InfanciaLa primera fase de la vida abarca desde el nacimiento hasta la pubertad, hasta los 12 años aproximadamente. Es la fase de la infancia. En la infancia, lo principal es el movimiento. El niño descubre el mundo con sus sentidos y se hace una representación de él. Descubre los olores, los sabores, el equilibrio… y se familiariza con el entorno que le rodea. De esta forma reconoce objetivos para su movimiento. Las emociones ponen en marcha el movimiento. El niño tiene que aprender a desarrollar su percepción sensorial, a vivir correctamente las emociones y a coordinar el movimiento por medio de una conducta ordenada.

JóvenesLa segunda fase de la vida va desde la pubertad hasta los 24 años aproximadamente. Es la fase de la adolescencia. El joven debe ahora aprender a reconocer las cosas mediante el entendimiento, a aspirar a ellas con la voluntad y a actuar con la fantasía o creatividad. Con el entendimiento aprende a diferenciar claramente la realidad y a ver las conexiones que existen en ella. Con la fantasía debe crear los ideales que le guiarán a lo largo de su vida y con la voluntad debe aspirar a convertirlos en realidad. Esto es una tarea heroica, en especial, hoy día. Los adolescentes han de convertirse en héroes. En esta fase aparece la madurez sexual que requiere una iniciación para poder vivirla sanamente.

man und frauLa tercera fase de la vida va desde los 24 hasta los 36 años aproximadamente. A partir de aquí tenemos mayor responsabilidad para cooperar con el arquetipo y ser capaces de desplegar todo su man und fraupotencial. En esta etapa hay que dar estabilidad a nuestra personalidad. La estructura básica de la personalidad está formada por los hábitos que uno adquiere y automatiza. Por eso, la tarea en esta fase de la vida consiste en transformar los malos hábitos que han quedado almacenados y configurar una estructura interior sólida y fiable. También hay que reconocer los potenciales que aún son inconscientes y sacarlos a la luz. Por ejemplo, hay personas que no han podido desarrollar su inteligencia o una capacidad artística a causa de un ambiente cerrado y hostil. Si no se cumple esta tarea durante esta fase de la vida, se puede sufrir la crisis de la mediana edad alrededor de los cuarenta años. Las personas que sufren esta crisis se sienten desorientadas y están descontentas con sus vidas sin saber bien porqué. Les falta firmeza y capacidad para imponerse y convertir sus ideales en realidad.

vater und mutterLa cuarta fase de la vida va desde los 36 hasta los 48 años aproximadamente. En esta fase, el hombre debe desarrollar las cualidades femeninas, la profundidad, la sensibilidad, la ternura y la mujer, sus cualidades masculinas, la firmeza, la objetividad, la concentración. Si el hombre desarrolla su lado femenino, tiene más en cuenta lo que hay alrededor, ve las consecuencias de su actuación y no “arrasa” a su paso. Si la mujer desarrolla su lado masculino, sabe ir al grano y mantiene sus principios con firmeza sin “irse por las ramas”. En esta fase de la vida también hay que trabajar con el humor. El humor tiene relación con los fluidos corporales. Con buen humor, la vida fluye. Por eso, en la cuarta fase de la vida el hombre tiene la tarea de desarrollar su paternidad y la mujer su maternidad. Esta tarea corresponde a todos los seres humanos, tengan o no hijos propios.

pareja-madura-sonriente-y-abrazandoLa quinta fase de la vida va desde los 48 hasta los 60 años aproximadamente. Es la fase del desarrollo de vida erótica y la sensualidad interior. Ahora es el momento para centrarse en la capacidad de disfrute y dejar volar la imaginación. ¿No conocen ustedes ese anhelo de disfrutar más de la vida, el anhelo de volver a enamorarse y disfrutar plenamente de la erótica? Ahora se trata de desarrollar la sensualidad interior, cultivar la vida erótica y vivirla con trascendencia. Otra tarea en la quinta fase de la vida consiste en volver a tener en cuenta los ideales. Es tiempo de recuperarlos y compararlos con la experiencia que se ha tenido en la vida ¿Qué ha sido de mi afán por cambiar el mundo o del sueño de vivir una pareja maravillosa?

Alte-WeiseLa sexta fase de la vida va desde los 60 hasta los 72 aproximadamente, aunque en algunas personas se alarga más. Cuando el hombre ha completado las tareas que corresponden a las diferentes fases de la vida, puede ver una vida plena tras de sí, puede disfrutar del ocaso de la vida como un viejo sabio o una vieja sabia. Debe ayudar con su experiencia y su sabiduría a las generaciones jóvenes. Los seres humanos deben convertirse en viejos sabios en la última fase de la vida. Es el momento de poner la vida en orden y redondear su sentido, de reparar todo aquello que estuvo mal. Es tiempo de ocuparse de la muerte y de la vida después de la muerte de forma plenamente consciente.

El verdadero desarrollo personal consiste en desplegar la imagen primordial que llevamos en nuestro interior. Trabajar en el desarrollo personal significa colaborar con nuestra esencia más íntima para convertirla en realidad. Si conocemos las tareas que debemos cumplir en la vida y nuestra particularidad como individuos, podremos favorecer enormemente nuestro desarrollo como seres humanos.

©Francisco Llorente 2013

4 Comentarios

  1. Francisco, me ha encantado el articulo, me ha gustado mucho la manera concreta de explicar cada fase de la vida.

  2. Estupendo artículo, muy claro, muy concreto y que voy a enviar a todos mis verdaderos amigos. Enhorabuena.

  3. Lo felicito sobre su enfoque del desarrollo personal y la explicación de las diferentes etapas que va pasando el ser humano, obviamente las necesidades y expectativas son cambiantes y lo magnífico es que la vida nos da la oportunidad de mucha exploración, pero debemos tener propósitos y administrar muy bien el tiempo.

No se admiten más comentarios.